El retrato del amor que ha costado censura y amenazas de muerte a un director

Raquel Megido

548451.jpg

Much loved es la nueva coproducción franco-marroquí del afamado director Nabil Ayouch y la película que ha puesto precio a su cabeza en su país natal.

El largometraje muestra el mundo de la prostitución en el país norteafricano y el día a día de varias mujeres que tienen que enfrentarse a una sociedad que las usa y las repudia al mismo tiempo. Un tema tabú en los países árabes que ha levantado una gran controversia. El propio Ayouch ha tenido que exiliarse por amenazas de muerte, lo mismo que la actriz principal, Lubna Abidar, que sufrió recientemente una brutal paliza en Casablanca por su representación.

A pesar de que las críticas aseguran que se trata de un filme completamente alejado del género pornográfico y que se limita a mostrar la realidad sin adornos (no en vano el directo dedicó un año a entrevistarse con entre 200 y 300 prostitutas marroquíes), el país árabe se ha incendiado antes incluso de su difusión con la publicación de varios clips en Youtube. El Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD), opositores del gobierno e islamistas, se han manifestado hasta conseguir la prohibición de la película. Las explicaciones del Ministerio de Comunicación para su prohibición se limitan a afirmar que “conlleva un ultraje a los valores morales y a la mujer marroquí, además de ser un atentado flagrante contra la imagen del país”.

El director, que ya había tenido que enfrentarse a duras críticas en 2003 por su película “Un minuto menos de sol“, se ha referido a la decisión del gobierno como injusta porque “se trata de una censura previa, han prohibido la película antes de que solicitáramos el permiso de distribución”. Defiende su obra explicando que “una de las funciones del cine es provocar reacciones en la sociedad, incluso reacciones violentas, porque creo que es la única forma de despertar las conciencias”. De esta manera, insiste en la necesidad de visibilizar a estas mujeres y sus dramas. “Quería dar una visión digna y humana de las prostitutas. Much Loved aborda temas difíciles pero necesarios para la sociedad”.

El cineasta tendrá que enfrentar además de la prohibición una demanda interpuesta por la Asociación de Defensa del Ciudadano, que le acusa de pornografía, de atentado contra el pudor y de incitación de menores al libertinaje. Delitos que según el Código Penal de Marruecos pueden penarse con entre uno y dos meses de cárcel.Como muestra de solidaridad, un grupo de intelectuales y artistas marroquíes han comenzado una campaña para apoyar al director bajo el lema #YoSoyNabil.

Por el momento, la película ya se ha estrenado en Francia y, aunque se desconoce cuándo llegará a las salas comerciales españolas, ya se puede disfrutar en algunos lugares como el Festival Internacional de Cine de Gijón, que se celebra del 20 a 28 de este mes. El director, que aunque tenía planeado asistir a su proyección el pasado lunes no pudo acudir, aseguró a los medios locales que “no lamentaría morir por Much Loved”.

ldz3pkuV

El cineasta, Nabil Ayouch, defendiendo en Twitter su película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s