Tomboy, el dilema de nacer en un cuerpo equivocado

Raquel Megido

Tomboy (2011), de la directora Céline Sciamma, es una de esas pequeñas joyas que pasan casi desapercibidas pero que bien se merecen el tiempo de todo espectador que se precie.

Podría enumerar múltiples razones para alabar esta película, tanto técnica como argumentalmente, empezando por su preciosa fotografía, cuidada milimétricamente, y la peculiaridad con la que utiliza algunas las herramientas cinematográficas básicas (prescindiendo del sonido extradiegético o no utilizando apenas movimientos de cámara, por citar algunas de ellas). No pasa desapercibida tampoco la naturalidad que consigue imponer en cada uno de los planos, sirviéndose de la cotidianidad, de aquellos momentos más simples y ordinarios de la vida para hacer avanzar la historia con un ritmo casi musical. ¿Y acaso no resulta fascinante poder llegar a conocer íntimamente a un personaje a través tan sólo de los juegos infantiles a los que todos hemos jugado?tomboy-poster-final

Sin embargo, no son todas estas cualidades las que han hecho que Tomboy se gane un huequito en esta página y que su directora se haya ganado mi devoción. Es el tema que trata y la naturalidad con la que lo aborda a pesar de ser, tristemente, un tema tabú lo que la convierte en una película única.

Cuando Laure, una niña de diez años, se muda con su familia a un nuevo barrio decide hacerse pasar ante todos sus nuevos amigos y vecinos por un chico. De esta forma, vemos de primera mano cómo pueden estallar trastornos de identidad de género durante la infancia y la más temprana pubertad. Sciamma ha sabido plasmar a la perfección el desconcierto, la frustración y la incomprensión a la que un niño transexual se puede ver sometido a través de las situaciones comprometidas en las que Laure, o quizá debería decir Michael, se ve envuelto. Sin apenas palabras podemos asistir al proceso a través del cual Laure intenta por todos los medios convertirse en Michael, adoptar todas las actitudes presupuestas a los chicos y transformar su propio cuerpo.

tumblr_lyd707SG6X1qzpdnho1_500

Otro de los puntos fuertes de la película es que abandona la manida idea de la infancia idiotizada. Los niños no están representados con la inocencia pura y el desconocimiento del mundo que les rodea, de hecho, muestran una comprensión y un temple mayor que la de los adultos. Que Jeanne, la hermana de Laure/Michael, con tal sólo 6 años sea la única en percatarse de lo que está ocurriendo y aun así sea capaz de comprender y apoyar incondicionalmente a su hermana, muy al contrario que su madre, es una buena muestra de ello.

tomboy-005

Llegados a este punto, sin embargo, tengo que hacer un alto para dejarle mi comentario negativo a la película, y es que está plagado de estereotipos de género que, si bien son un recurso útil para ilustrarnos de forma clara el proceso por el que pasa Michael, fomentan la desigualdad. Que no quiera llevar nada de color rosa porque es un color de chicas, que a las niñas les guste el ballet y maquillarse y a los niños el fútbol, un deporte al que las chicas no pueden jugar si no es para hacer de animadoras, que las hermanas no puedan pegarse para defenderte y los hermanos sí son algunos de los ejemplos más claros, pero no son los únicos, porque estos “micromachismos” son captables incluso en algunos de los diálogos. Uno de los niños del barrio le dirá a Lisa en cierta ocasión “Tu no decides, somos cuatro chicos contra ti”, y, yendo incluso más allá, podemos escuchar críticas a la homosexualidad.

  • “Si es una chica, tú la has besado. ¡Es asqueroso! ¿No es asqueroso?”
  • “Sí, es asqueroso.”

¿Creéis que esta es la forma que ha encontrado la autora de representar la dura situación a la que se enfrentan los transexuales? ¿O que es una forma de hacer una crítica encubierta? Esperamos vuestras opiniones.

Tomboy-film-still-007

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s