Sofia Coppola – ¿a la sombra de su padre?

La directora ha encontrado su propia senda en la producción de películas impresionantes pese a las dificíles condiciones por la fama de su padre.


Ser de una familia reconocida puede ser una gran ventaja si se intenta empezar carrera en la industria cinematográfica. Pero, sin duda, también puede ser una carga debido a la sombra de los antepasados famosos, siempre cerniendose sobre cada intento de conseguir algo individualmente.

La biografía de Sofia Coppola podría parecer el intento de una que nació famosa y acaudalada, pugnando por seguir los pasos de sus padres. Nació en Nueva York el 14 mayo 1971 como hija de uno de los directores cinematográficos más famoso, Francis Ford Coppola (realizador de El padrino, 1972). El logro de su padre no pareció ayudarle al principio de su carrera en el mundo de las peliculas.

Francis Ford Coppola probablemente solo intentó apoyar a su hija pero al público no le complació tanto la actuación de Sofia en las peliculas dirigidas por él. Se criticaron sus actuaciones pobres y se dijo que solamente conseguiría papeles por el nombre de su padre.

Sofia Coppola demostró que se equivocaban cuando empezó a enfocarse hacia la dirección escénica tras asistir al Mills College en San Francisco y al California Institute of the Arts. Su primer cortometraje, Lick the Star (1998) y su primer largometraje The Virgin Suicides (Las vírgenes suicidas, 1999) lograron una crítica muy positiva. No obstante, fue Lost in Translation (2003) con Bill Murray y Scarlett Johansson su principal éxito. Así como otros distinciones como el Premio Óscar al mejor original – convirtiéndose en la tercera mujer jamás nominada de òscar a mejor dirección.

Desde entonces la directora no dejó de tener éxito, rodó varias otras películas conocidas como Marie Antoinette (2006), Somewhere (2010) y The Bling Ring (2013). Sus rodajes no son habitual para cine de Hollywood, Sofia Coppola reclama mucho de sus actores porque le gustan las escenas improvisadas y un carácter detallado de los personajes. En lugar de intentar imitar su padre y producir peliculas imponentes con mucha atención, prefiere trabajar sobre los aspectos interpersonales, tiene un gran olfato.

A pesar de su trabajo reconocido, todavía se menosprecian sus nuevas películas. Quizás estar infravalorada fue una ventaja y el receta de su éxito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s